Sumario Mansiegona nº 2

Editorial

Actividades de la Asociación

Poesía: Más Tierra

El traje típico

Retablos de Masegosa y Lagunaseca

Historia de una foto

Dossier: Misiones pedagógicas

Historia de un soldado

La Ermita de los Hoyos

Los Quintos de Masegosa

Pregón de Raúl Torres

Cocina y gastronomía

Vocabulario serrano

¿Qué pintas tú?

Ver PDF revista número 2 >>

2 Responses to Sumario Mansiegona nº 2

  1. Nel Avia says:

    Buenos días:
    Soy nieto de Valentín Aranda, uno de los participantes en las Misiones Pedagógicas a Beteta (en la primera, junto a Mª Zambrano) . Me ha resultado sumamente interesante la información que publican en su revista (Números 2 y 7).
    Por mi parte, deseo hacerles llegar un enlace con información complementaria: 
    La recuperación de la memoria gozosalo que descubre el archivo fotográfico de las Misiones Pedagógicas

    Autores: Eugenio Manuel Otero Urtaza
    Localización: El largo camino hacia una educación inclusiva: la educación especial y social del siglo XIX a nuestros días : XV Coloquio de Historia de la Educación, Pamplona-Iruñea, 29, 30 de junio y 1 de julio de 2009 / coord. por María Reyes Berruezo Albéniz, Susana Conejero López, Vol. 2, 2009, ISBN 978-84-9769-245-8 , págs. 745-754
    Idioma: español
    Texto completo (pdf)

    Reciban un cordial saludo
    Nel Avia (Windhoek – Namibia)

  2. Joaquin Esteban says:

    Hola, Joaquín.

    Efectivamente, mi abuelo Valentín Aranda probablemente no sea el más conocido de los misioneros de Beteta, pero puedo asegurarte que fue una figura muy relevante en el ámbito pedagógico de esa época. Hasta hace unos años teníamos dudas –mis familiares y yo- de que hubiera participado “fiísicamente” en las misiones, ya que en la memoria de Mª Zambrano lo menciona como “supervisor”, “coordinador”  o algo parecido. 

    Pero, paradójicamente, nos sorprende la ausencia de Mª Zambrano, que no aparezca en ninguna de las fotos identificadas de esa Misión (¿hay alguna?). 

    Nuestro abuelo Valentín fue Inspector de Enseñanza Primaria en Cuenca, publicó varios libros sobre pedagogía y mantuvo una estrecha relación con Rodolfo Llopis y otras personalidades de la época.

    Su mujer -mi abuela- Mercedes Escribano, es probablemente más conocida que él en Cuenca, ya que durante muchos años fue  profesora y luego directora de la Escuela Normal de Cuenca. 
    En 2008 Carmen Muñoz Olivares presentó una biografía suya, que incluye algunos de sus abundantes escritos, pedagógicos y también literarios (“Volviendo páginas de mi vida. Mercedes Escribano Pérez”, Publicaciones de la Diputación Provincial de Cuenca, Colección Letras de Mujer, nº 3. ISBN: 978-8496890-81-7. 
    http://www.lacerca.com/noticias/cuenca/libro_mercedes_escribano_figura-32842-1.html 

    Mercedes nació no muy lejos de Beteta, en el Balneario de Baldeganga, donde su padre Aquilino ejercía como Médico de Baños. Tras varios destinos fuera de Cuenca (en Burgos), el matrimonio regresó a Cuenca, donde ambos desarrollaron toda su carrera profesional. Al terminar la guerra, los dos sufrieron depuración: él fue apartado definitivamente de la docencia y ella pudo seguir dando clases, pero desterrada de Cuenca –su ciudad y su vida- a Ciudad Real. También sus 6 hijos (mi madre y mis tíos) estudiaron Magisterio como primera formación y 4 ejercieron como maestros…. al igual que mi padre, protagonista de esta otra insólita innovación educativa de los años 50 en Toledo, de signo político radicalmente diferente, pero con algunos puntos en común con las Misiones (!!!): http://ww2.museosantacruz.org/?page_id=529

    Porque ésa es otra: parte de la familia de mi padre también se dedicó a la enseñanza, empezando por mi tio abuelo paterno (Manuel Avia), maestro e hijo ilustre de Leganiel (Cuenca). 

    Lamentablemente no tenemos ninguna fotografía familiar de las misiones, pero estamos revisando poco a poco toda la documentación familiar –muchísima-, donde es posible que encontremos alguna información al respecto: una de mis profesiones es archivero y bibliotecario, casi una oveja negra en una familia de más de 24 docentes, según contamos en alguna ocasión. Y en la actualidad, entre varios familiares, estamos tratando de construir una biografía de mi abuelo…

    Por último, respecto a mi estancia en Namibia, se trata de algo puramente circunstancial (3 años ya). Eso sí, antes pasé por Italia (1 año), Francia (1 año), Suiza (5 años), Túnez (6 meses), Rep. Checa (3 años), Marruecos (1 año), Guatemala (3 años)… En fin, que llevo gran parte de mi vida fuera, ya sea por motivos laborales o familiares (mi esposa trabaja para el Min. Asuntos Exteriores), una pequeña circunstancia que no me ha hecho olvidar de dónde vengo.

    Un abrazo

    Nel Avia Aranda

    PS: Veré si puedo hacerme con Casi un siglo de vida. Memorias de un jubilado autodidacta, nacido en Masegosa (Cuenca) a través de un familiar que vive en Cuenca… Ese libro promete.

    El 13/03/15 21:39, “Joaquin Esteban Cava” <joaquine@jccm.es> escribió:

    Hola, Nel Avia.

    Gracias por contactar con nosotros, nada menos que desde Namibia, a donde a mí, al menos, no me da el bonobus para ir e invitarte a un café con casquera sobre ese proyecto tan interesante que fue el de las Misiones Pedagógicas.

    En la revista Mansiegona hemos publicado dos artículos sobre ellas y, sin embargo, somos conscientes de que para el ámbito territorial en el que nos movemos, la Sierra de Cuenca, faltan muchas más cosas que averiguar y difundir.

    En primer lugar, quiero decirte que de los integrantes de la primera misión a la comarca de Beteta, tal vez sea tu abuelo, Valentín Aranda, el menos conocido. Seguro que fue una persona interesante en el panorama de los docentes de aquellos años, que pensaron que sin cultura no podía haber libertad. Si te apetece hacernos algún comentario más detallado sobre él, nuestras páginas están a tu disposición.

    Luego, tengo que decirte que conozco casi todo lo que ha publicado Eugenio Otero. En el artículo la recuperación de la memoria gozosa,del libro que citas, te puedo indentificar las tres primeras fotos: Entrando en Beteta (pág. 748), chiquillos yendo al cine en Cañizares (pág. 749) y cine en Cañizares (pág. 750).

    Te quiero decir, además, que el único archivo fotográfico que conozco es el que ha publicado el profesor Otero, pero sabemos que los misioneros iban con una cámara fotográfica y otra de grabación de cine: de ahí mi interés con el misionero de la segunda visita a la comarca, Guillermo Zúñiga. Nos faltan fotos y vídeos. Si en tu familia las hay y nos las podéis ofrecer, os estaríamos agradecidos.

    Y otra cosa, Nel: tal vez te apetezca explicar a los lectores de Mansiegona como se pasa de un pedagogo misionero en la Sierra de Cuenca, el abuelo, a un vecino de Windhoek, Namibia.

    Un abrazo.

Responder

Su dirección de email no será publicada. Loa campos requeridos están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>